Capítulo 3.2.- El rol del Congreso en Democracia

Descripción:

Categoría:
capitulo informe

3.2.- El rol del Congreso en democracia

¿Contribuye el Congreso de manera eficaz al proceso democrático?

La información que se presenta en este apartado indica que el Congreso muestra debilidades para ejercer las tres funciones esperadas de manera óptima, generando dudas respecto al cumplimiento del rol que se espera del Legislativo en democracia. Se constata primero que determinadas características del diseño institucional sesgan el equilibro de poderes entre el Ejecutivo y el Legislativo en favor del primero. Pese a que en un sistema presidencial el Ejecutivo suele contar con atribuciones legislativas, el caso chileno muestra una legislatura especialmente constreñida por este tipo de facultades. Así, a pesar del rol imprescindible del Congreso en el proceso de creación de leyes, es el Poder Ejecutivo el que ejerce mayor liderazgo en materia legislativa, lo que lleva a que el equilibrio de poderes y búsqueda de acuerdos se halle en la negociación y práctica política informal más que en el marco mismo del proceso legislativo. De esta forma, el Congreso y los parlamentarios tienen peso político porque gran parte de la política se hace en el Congreso, pero no necesariamente por las facultades y atribuciones parlamentarias estrictamente formales.

En materia de fiscalización, se muestra que la capacidad del Congreso es relativamente baja en comparación con las atribuciones de otros Congresos para controlar los actos de las autoridades y funcionarios de diversos órganos del Estado. Esto se explica en parte por el marco institucional, el cual pese a modificarse para incluir nuevos instrumentos de fiscalización, mantiene mecanismos débiles de control, además de constatarse un uso deficiente de los mismos.

Por último, se confirma que a lo largo de los últimos veinticuatro años el Congreso ha ido perdiendo su capacidad de representar al conjunto de la sociedad y la enorme heterogeneidad de visiones y preferencias que la conforman, lo que ha generado crecientes cuestionamientos a su labor. Destaca en este aspecto la baja participación de mujeres y jóvenes en el parlamento y la alta estabilidad en la distribución de escaños entre las dos principales coaliciones y partidos, a pesar de cambios relativamente importantes en sus niveles de apoyo electoral. Al revisar la percepción de los ciudadanos sobre el Congreso queda en evidencia que la relación entre representantes y representados está pasando por un momento de fuertes tensiones y desencuentros, lo que representa un desafío esencial para el régimen democrático. En la actualidad, la ciudadanía posee una baja confianza y evalúa negativamente el rol del Legislativo.

 

Cap. 3.2.- El rol del Congreso en democracia